viernes, 25 de enero de 2013

Camino a las Cinco Villas

 
 En esta ocasión fueron los abuelitos de Alvaro los que nos encargaron su tarta de cumpleaños. Teníamos el reto de que el bizcocho y el relleno estuviesen tal y como nos gusta a nosotras, ya que no podía llevar nada de huevo. Pero a pesar de todo quedamos satisfechas y Alvaro pudo disfrutar de una riquísima tarta.